RSS

Archivos Mensuales: diciembre 2012

Capitulo5

*** Sigue narrando Susan ***
-¿Que haces?- dije saltando del columpio. Después me volví a subir.-Lo siento, sólo quería empujarte. -dijo Luke.-Ah vale, pues empújame.- dije riendo. Siguió empujándome durante un rato.-Ya me he cansado.-dijo y se sentó en el columpio de al lado.- Bueno, no sé nada de ti, sólo que te llamas Susan y poco más.-¿Y qué quieres saber de mi?-Pues, no sé. Lo básico: color favorito, número favorito, película favorita, canción favorita. Cosas así.-Mi color favorito es el celeste, ¿y el tuyo?-El azul y el morado. ¿Película favorita?-Regreso al futuro. ¿Y la tuya?- El señor de los anillos y Avatar.- Sí, a mi la de Avatar también me gusta mucho. La he visto como chorrocientas veces.- empezó a reírse.- ¿Canción favorita?-Bueno, no sé. Creo que Marry You de Bruno Mars. ¿Y la tuya?-Marry The Nigth de Lady Gaga.-¡Ah! Esa está muy chula.- Ya lo sé, por eso me gusta.-dijo irónicamente.- ¿Actor favorito?-Michael J. Fox y Frankie Muniz. ¿Y el tuyo?-No tengo ninguno favorito, la verdad. ¿Qué tipos de música escuchas?-Pues escucho pop, rock y algo de rap y country.-Vaya, un gusto muy variado.-Sí, ya.-empecé a reírme.-¿Tienes hermanos?-Sí, tengo un hermano mayor que también estudia aquí. Se llama Sam.-¿Sam es tu hermano?-Sí, ¿por?-¡Ah! Es que el otro día en el comedor te dio un beso en la cabeza y pensé que era tu novio o algo de eso.-No, no. No tengo novio.-¿Y eso? Pero si eres muy guapa.- noté que se me subieron los colores.-No mientas. No soy guapa.-Qué sí.- el cielo se iluminó y sonó un trueno y me asusté bastante. Empezó a llover más fuerte.- Anda, vamos dentro que vamos a coger una pulmonía.-Vale.-dije levantándome del columpio. Corrimos hacia el edificio y por fin entramos dentro. Estábamos los dos empapados. Nos miramos el uno al otro y empezamos a reírnos.-Venga te acompaño a tu habitación.-me dijo. Subimos los dos por el ascensor hasta que llegamos a mi planta. Salimos y andamos un poco por el pasillo hasta llegar a mi habitación. Me planté delante de la puerta y él se acercó a mi y me dio un beso en la mejilla.-Adiós.-dijo sonriente mientras se alejaba por el pasillo.-Adiós.-le respondí haciendo un gesto con la mano. Entré en la habitación y Cris seguía como la había dejado antes: sentada en su cama estudiando para su examen.-¿Qué? ¿Cómo ha ido?-Pues bien.-empecé a reírme.-¿De qué te ríes?-Nada, nada.- dije intentando disimular. De repente empezó a sonar mi móvil y lo cogí.
———-Conversación telefónica———-
-Hola.-Hola Elena, ¿qué pasa?-Es que antes en el comedor… no sé. ¿Te has enfadado conmigo por lo que ha pasado?-Bueno, un poco sí al principio, pero ya se me ha pasado.- empecé a reírme.-Perdona por haberme reído, pero es que estabas muy graciosa.-No te preocupes Elena, sabes que nunca me enfadaría contigo en serio.-¿Sabes que te quiero?-Si, y yo también te quiero ¡eh!-Después vamos a ir a ver una peli Idoia y yo, vente con Cris.-Vale, ¿y puedo decírselo también a Luke?-Claro que sí, díselo a quién quieras.
-Vale, gracias. Te quiero.
-Y yo.-colgó el teléfono.
———-Fin conversación telefónica———-
Miré a Cris y estaba mirándome con cara de ‘¿quién era?’.-Era Elena. Dice que ella e Idoia van a ir al cine dentro de un rato, que íbamos a ir nosotras. ¿Te vienes?-Sí, eso me vendrá bien para despejarme un poco de tanto estudiar.-Vale, pues… yo voy a ir a hablar con Luke y con unos amigos para decirles que se vengan también. ¿Me acompañas?-Vale, espera voy a coger un abrigo que fuera deber de hacer frío.- cogió su abrigo y salimos de la habitación.
-Mira, vamos primero a la habitación de mi hermano y se lo decimos para que venga y se lo diga a sus amigos, ¿vale?
-Vale.-dijo muy contenta.
-¿Y esa alegría?
-Es que… me gusta mucho un amigo de tu hermano.
-¡Ah! Ya… Louis, ¿verdad?
-¿Cómo lo sabes?
-Haber Cris, me he dado cuenta de la forma en cómo lo miras y de la forma cómo te mira él.-¿Si?
-Sí. ¡Mira! Allí está Louis.- Nos acercamos para hablar con él.-Hola Louis.- le dije.
-Hola Susan, hola Cris.-dijo mirando detrás mía, ya que Cris se había escondido.
-Hola.-dijo tímida.
-Mira Louis, vamos a ir al cine a ver ‘El Hobbit’,por si te quieres venir. Y también se lo iba a decir a mi hermano y a los chicos para que se vinieran.
-Ah venga, vale. Pues mira si quieres se lo digo yo a ellos.
Vale, nos vemos después a las 19h en el vestíbulo.
-Vale, hasta luego.

Después de hablar con Louis nos fuimos a nuestra habitación para empezar a vestirnos y eso. Yo estaba en el cuarto de baño duchándome cuando empezó a sonar un teléfono. Era el mío.
-¡Cris! ¡Coge el teléfono.-grité desde la ducha.
-Era Elena, le he dicho que hemos quedado con los chicos en el vestíbulo a las 19h.
-Vale.
Al ratito salí de la ducha y empecé a vestirme. Me puse mis pantalones pitillo turquesas con una blusa rosa chicle de media manga que tenía un estampado de flores así del mismo color que el pantalón. Me puse mis manoletinas rosas y un pañuelo de flores del mismo tono. Cris también estaba ya lista, así que bajamos al vestíbulo porque ya era la hora. Pero pasó un rato y nadie llegaba.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 24, 2012 en Esta es mi vida, maria jesus

 

Capitulo4

.*** Narra Elena ***
Cuando Susan se levantó de la mesa se me puso el corazón en un puño. Me quedé paralizada, no sabía qué hacer. Si ir tras ella o quedarme sentada. Me quedé sentada y creo que fue una mala opción. Se le notava un poco enfadada por haberme reído tanto. 
Recogí los platos y los puse en la bandeja de los platos sucios y después me fui al jardín para buscar a Idoia y a Cris. Salí por la puerta de la entrada y me choqué con Zayn que iba corriendo y me tiró al suelo.
-¡Auch!-dije desde el duelo.-Lo siento Elena. No te había visto.-dijo agachándose para ayudarme.-Está claro que no me habías visto, sino me hubieras esquivado.-dije riéndome y él empezó a reirse también.-Lo siento mucho, de verdad.-No pasa nada. Por cierto, ¿a dónde ibas tan rápido?-Pues… em… iba…. a… ¡un sitio!- dijo misterioso, como siempre.-Venga, que ibas con mucha prisa Zayn. No intentes ocultarlo.-Tiene razón, mira te lo explico, pero aquí no. Ven.-me cogió de la mano y me llevó a la biblioteca en la que nunca solía haber gente.- Verás, es que he compuesto una canción para la chica que me gusta. La voy a cantar el viernes en el concierto.
-¡¿Concierto?!- la profesora que estaba en la biblioteca me llamó la atención por haber gritado.- Lo siento.- dije bajando la voz.- ¿Pero qué concierto?
-¿No te has enterado? Este viernes se ha organizado un concierto y el que quiera puede salir al escenario a cantar, bailar, contar un chiste o lo que quiera.
-¡Ah! No lo sabía. Pues es una buena idea, cántasela. pero.. ¿quién es?
-Pues, verás… es que quiero que sea una sorpresa. Pero no creo que yo le guste porque creo que tiene novio y nunca he hablado con ella…
-Eso no importa, seguro que sólo por el hecho de haberle compuesto una canción te da un beso o un abrazo.- le dije sonriendo y él se puso un poco colorado.
-Bueno, pues ya te lo he contado. Ahora me voy a ensayar.- dijo saliendo de la biblioteca.
-Vale, adiós.-salí yo también de la biblioteca y salí al jardín para seguir buscando a Idoia y Cris. Las vi sentadas en los columpios como unas niñas pequeñas. La verdad que a mi también me pasa.

-Hola chicas.-dije acercándome a ellas.
-Hola. -contestaron al unísono.
-Oye, ¿tú no tendrías que estar ahora con Niall?- me preguntó Cris.
-¡Es verdad! No me acordaba… Me voy. Pero después tengo que hablar contigo-dije mientras me iba corriendo dirigiéndome a Idoia.
Entré en el edificio y llamé al ascensor pero estaba en la última planta y estaba tardando mucho en bajar así que subí corriendo por la escaleras.

-Lo siento.-dije cuando me topé con alguien por el pasillo.
-Hola Elena.-me dijo esa persona.
¡Ah! Niall, hola. Siento haber llegado tarde, es que no me había acordado.
-No pasa nada.
-Bueno vamos dentro.-dije abriendo la puerta de mi habitación. -¿De qué querías hablar?-le dije cuando entramos.
-Pues, verás. La profesora de baile dice que bailo muy mal así que me ha puesto contigo para que tú me enseñes.
-¡Ah! Vale, pues cuando quieras.-dije riéndome.
-Mira, ¿te parece que mañana comamos juntos y ya quedamos en la hora y eso?
-Vale.
-Bueno, adiós. -dijo abriendo la puerta para irse.
-Adiós.- le dije acercándome a él para darle dos besos. Pero él se quedó quieto y no se movió. Me dió un poco de corte y me puse un poco colorada.
-¿Me ibas a dar dos besos, verdad?-me preguntó. Mierda, se ha dado cuenta.
-Mmm… si.-dije tímida.
-Lo siento, si es que soy tonto. -empezó a reírse y me la contagió. Tenía una risa preciosa. Cuando paró de reírse se acercó y me dio dos besos.
-Ahora sí, adiós.-dijo sonriendo. Cuando se fue llamé por teléfono a Susan pero no lo cogía. ¿Estaría enfadada todavía?

*** Narra Susan ***
Me desperté como dos horas después, o eso me parecía a mi. Cuando me incorporé de la cama vi a Cris sentada en su cama leyendo un libro.
-¿Qué libro es?-le pregunté con voz de camionero.-Es historia de la música. Me tengo que estudiar este tema para mañana.-¿Ya te han puesto un examen?-Sí, hija, sí.-Qué mala leche…-dije levantándome de la cama. Entré al baño y me peiné un poco para estar decente para salir de la habitación. Abrí el armario y cogí una sudadera porque tenía un poco de frío.- Cris, me voy a dar una vuelta.-dije abriendo la puerta. Iba por el pasillo y todo el mundo iba mirándome, aunque no conocía a nadie.
Salí por la puerta principal y me fui a dar una vuelta yo sola por los jardines. Me senté en un columpio y empecé a pasearme en él. Al rato empezó a llover un poco y me puse el gorro de la sudadera, pero no me moví de allí. Entonces alguien empezó a empujarme.

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 24, 2012 en Esta es mi vida, maria jesus

 

Capitulo3

*** Narra Niall ***
Cuando terminó la clase y ya se habían ido todos mis compañeros a la siguiente clase me acerqué a la profesora.
-Profesora, me dijo antes que me iba a poner un compañero para que me enseñara …- le dije sacándola de sus asuntos.
-¡Ah! Niall, sí. Mira, mi mejor alumna es Elena, así que pídele ayuda a ella, ¿vale?
-¿Elena?- me quedé paralizado. Elena me gustaba desde hacía bastante tiempo pero nunca me había atrevido nunca a acercarme a ella y mucho menos a hablarle, porque me pondría demasiado nervioso. Y mira por dónde, ahora tendría hasta que bailar con ella…
-Sí, ¿algún problema?- dijo la profesora.
-No, no… ningún problema…- dije intentado disimular mi alegría.-Muchas gracias profesora.

Salí de la clase dirección comedor. Por el camino me encontré con Sam, Louis y Liam.
-¿Y esa sonrisa? -me preguntó Louis.
-¿Qué sonrisa? – intenté disimular.
-Venga, Niall…. te conozco demasiado bien y sé que esa sonrisa sólo te la puede provocar la chica que te gusta. -insistió.
-Bueno… verás… es que Elena está en mi clase y la profesora me ha puesto con ella para que me enseñe a bailar.
-¿Elena? ¡Esa es amiga de mi hermana!- dijo Sam.
-Ah, pues no lo sabía… pues eso que voy a tener que bailar con ella.
-Anda….¡campeón!-dijo Louis dándome unas palmadas en la espalda haciendo que me chocara con alguien que salía por la puerta que estaba al lado. Noté cómo un montón de papeles se caían al suelo. Me dí la vuelta y… ¡era ella! Iba acompañada por Susan.

-¡Ah! Lo siento mucho, deja que te ayude…- le dije agachándome y cogiendo algunos papeles del suelo.
-No te preocupes Niall…- dijo ella.
-¿Cómo sabes mi nombre?
-Pues… eh… porque sé que eres amigo de Sam, el hermano de Susan.-dijo señalandola que estaba abrazada a Sam.
-Ah vale.-me reí- ¡Ah! Se me olvidaba… después tengo que hablar contigo de una cosa.
-Bueno vale, pero, ¿dónde?
-Pues si quieres me llego después a tu habitación y hablamos, si te parece bien…
-Vale, mi habitación es la número 325. Llégate cuando quieras.-me dijo sonriente.
-Hasta luego.-le dije dándole los papeles que había recogido.

*** Narra Susan ***
Vale, lo que acababa de pasar unos segundo antes había sido un poco raro. ¿Qué querría Niall con Elena?
-Elena, ¿qué piensas de lo que ha pasado?-No sé…-empezó a reírse. De verdad, esta niña cada día tenía más pavo…-Pero, ¿no sabes lo que quiere Niall?-No, ni idea. Pero no creo que sea nada serio porque nunca me ha hablado y de repente no le va a dar por hacerse mi amigo ni nada.-Sí, claro… ¿Alguna vez sabes lo que está pensando un chico? No.- dije sin dejarla responder a la pregunta.- Entonces no puede descartar ninguna posibilidad.-Pero, vamos a ver, que no va a querer nada conmigo…- Después voy a hablar con Sam y le voy a preguntar haber si sabe algo, pero si me dice lo que sea no te lo cuento, porque como no te interesa…-dije picándola.-Mmm… bueno, no es que no me interese…-A ti te gusta Niall, ¿verdad?-¿Qué? ¿Qué dices? A mi Niall no me gusta…-Ya, claro…
Llegamos a la habitación de Elena para soltar los papeles antes de ir a comer. Cuando abrimos la puerta vimos a Idoia sentada en su cama besándose con un chico. Cuando entramos los dos se quedaron boquiabiertos y no sabían qué decir.
-Vale, no pasa nada. Sólo veníamos a soltar los papeles y ya nos vamos para que sigáis.-dijo Elena soltando los papeles en el escritorio. Salimos y cerramos la puerta. Cuando salimos las dos empezamos a reírnos a carcajadas. Y no pudimos para hasta que llegamos al comedor. Estaban a punto de cerrarlo porque ya había poca comida y era casi la hora de cerrar. Pero nos dejaron entrar y comimos rápido lo que pudimos. Bueno, a eso no le podía llamar comer, más bien engullir. Me atraganté con un trozo de pollo, pero no pasó nada grave, sólo que Elena, otra vez, se estaba riendo. Incluso se le saltaron las lágrimas.
-¡Eres una gran amiga! Yo aquí ahogándome y tú riéndote…- me levanté de la mesa y me fui. Le di al botón del ascensor y cuándo llegó me encontré con Luke. 
-¡Hola Susan!-dijo abrazándome.-¡Heey!- no me salió otra cosa qué decir.-¿Cómo que tú por aquí?-Pues estoy en el ascensor porque voy para mi habitación…-dije dudando de mis palabras.-Vale, esa pregunta a sido un poco tonta, ¿no?-Sí, la verdad…- dije riéndome.-Y… ¿qué tal el día?-Pues bien, hoy he tenido clase de baile y la profesora nos ha puesto una canción que mezclaba varios estilos y hemos tenido que bailar todos para ver qué nivel teníamos y eso. Y bueno, después, comiendo me he atragantado con un trozo de pollo.-Empezó a reirse. -Bueno, pues ya he llegado a mi planta.-Vale, adiós. Ya nos veremos.Entré en mi habitación y me tumbé en la cama y allí me quedé dormida.

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 24, 2012 en Esta es mi vida, maria jesus

 

Capitulo2

*** Narra Luke ***
Anoche no me podía dormir por lo que me había pasado en el comedor. Esa chica me sonaba mucho de algo, pero no sabía de qué. Había estado toda la noche dándole vueltas a la cabeza intentando acordarme, pero no lo conseguía. Al final dejé de pensar en eso y me levanté para empezar a vestirme para ir a desayunar con los chicos.
Me puse una camisa de cuadros azules y rojos, con una camiseta debajo roja lisa, unos vaqueros oscuros y unas supra rojas. Me peiné como siempre, con la cresta y el flequillo para abajo. Salí del cuarto de baño y ya estaba listo Matt. 
Matt es uno de mis mejores amigos. Es algo más bajo que yo, tiene el pelo negro, los ojos marrones y de piel es más moreno que yo. Lo conozco desde hace 2 años y medio. Nos conocimos en una discoteca porque lo pillé con mi ahora ex-novia. Pero me dijo que no había sido él y como no sentía mucho por Danielle, corté con ella al día siguiente. Y desde entonces somos inseparables. La verdad es que Matt es muy ligón, intenta liarse con todas las que puede y también es muy bromista, tanto, que a veces se pasa. Pero en lo demás es una buena persona.
Salimos de la habitación y fuimos a la de Blake para recogerle e ir a desayunar. Pero cuando llamamos a la puerta abrió Zayn, su compañero de habitación.- Hola, ¿está Blake?- pregunté.-No.-dijo seco y cortante.-¿Y sabes dónde está?-Se ha ido hace un rato, me dijo que iba a ver a ‘nosequién’.- dijo poniendo una cara rara.-Vale, gracias. – cerró la puerta.-Este chico es un poco raro, ¿no?-le pregunté a Matt.-Sí, es verdad. El año pasado estaba en mi clase y siempre se sentaba al final de clase y no hablaba con nadie nunca.-Tipo vampiro- empecé a reirme. Llamamos al ascensor y tardó un poco en llegar, pero llegamos a tiempo para comer. Cuando llegamos todavía no había mucha gente así que cogimos una buena mesa, en la que veía a todo el que iba entrando. Fuimos a por la comida y nos sentamos.
Estaba hablando animadamente con Matt cuando entró esa chica, Susan. Entró bailando algo raro con una de sus amigas. Iba realmente guapa, con su pelo rizado al aire y con esos pantalones que le quedaban tan bien… 
-¡TIO!- me sacó de mis pensamientos Matt.-¿QUÉ QUIERES?- dije atrayendo las miradas de todos los que estaban allí.-Nada, nada… tranquilo.Al rato me levanté a coger algo más para comer y me acerqué a dónde estaban los dulces y cogí un croisant y una palmera de chocolate.-Joo, ya no quedan palmeras…- escuché una voz detrás mía. Me dí la vuelta y era ella, Susan.-Toma, si quieres te doy la mía.- le dije.-Ah, no, no te preocupes.-Sí, venga insisto.- le eché la palmera en su plato.-Gracias.- me dijo sonriendo. Entonces se acercó Sam y le dio un beso en la cabeza haciendo que ella le sonriera. Sam estaba en mi clase este año y era bastante ligón y tengo que reconocer que me puse bastante celoso cuando lo vi, pero no creo que tengan nada. 
*** Narra Susan ***
Este chico, Luke, se ha portado muy bien conmigo, es bastante majo. Aunque veo un poco raro eso de insistir tanto en dármela cuando sólo lo conozco de un día…Llegué a la mesa y me senté con las chicas. -Oye, ¿qué quería el chaval ese de ayer?- me preguntó Idoia. A veces era un poco cotilla.-Nada, me ha dado su palmera porque ya no quedaban más en la bandeja.-dije seria.-Anda, venga… sonríe, que lo estás deseando…- me picó porque sabe que cuando me dicen eso me entra la risa nerviosa.-Déjame ya Idoia- dije intentando no reírme. Entonces empezó a hacerme cosquilla y yo que no las aguanto empecé a formar el espectáculo en el comedor. Tocó el timbre de las clases. Ahora tendríamos que pasar 3 horas con unos profesores estúpidos que lo único que querían era que le llegara la hora de jubilarse.
A primera hora nos tocaba baile y yo tan temprano no estoy como para bailar pero es lo que toca…. La profesora nos puso una canción en la que se mezclaban varios estilos de música y nosotros teníamos que bailar como se nos ocurriera para así ver el nivel de cada uno.
-¿Pero qué estás haciendo?- le preguntó la profesora a Niall, que no bailaba muy bien.-Estoy bailando…-dijo poniendo una voz graciosa provocando la risa de toda la clase.-Pues te voy a tener que poner a alguien para que te enseñe porque si a eso lo llamas bailar…-dijo dándose la vuelta buscando con la mirada a alguien para que le enseñara.- Cuando termine la clase vienes a hablar conmigo que te voy a decir con quién te voy a poner. ¡Venga! ¡Los demás seguid bailando!-dijo dando unas palmas para que nos calláramos.

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 23, 2012 en Esta es mi vida, maria jesus

 

Capitulo 1

Me desperté a las 5.45h de la mañana, más temprano de lo normal. Pasó un rato y no conseguía volver a dormirme así que decidí levantarme. Creo que me desperté antes de que sonara el despertador porque era el primer día de clase y estaba un poco nerviosa.

Entré al cuarto de baño para empezar a arreglarme. Primero me lavé la cara y después me puse un poco de base de maquillaje para quitarme esa cara blanca de muerta con la que me levantaba todas las mañanas. Me pinté al raya del ojo y me puse un poco de rimel.

Salí de la habitación dirigiéndome hacia el armario para coger la ropa cuando vi a Cris sentada en el borde de su cama y mirando al suelo fijamente. Por si no os lo había dicho antes, comparto habitación con Cris. Aunque sea mayor que yo y esté en otra clase cuando nos matriculamos pudimos elegir con quién compartir habitación y nosotras decidimos ponernos juntas. Ella es muy guapa, tiene el pelo liso, largo, con flequillo recto y muy negro. Los ojos los tiene de color marrón y tiene unas pestañas muy largas. De las cuatro chicas que formamos el grupito, Cris es la más tímida, pero cuando coge confianza es muy abierta con la gente. Pero, a pesar de ser tímida, cuando piensa algo no se lo puede callar. Dice lo que piensa sin importarle quién haya delante. Eso a veces viene bien y a veces no, ya me entendéis.

-¿Qué te pasa?- le pregunté, sentándome a su lado.
-Nada…
-Venga, Cris, sé que te pasa algo así que cuéntamelo.
-Verás, es que estoy muy nerviosa porque no sé quién va a caer en mi clase y seguro que este año nos separan.
-No tienes porqué preocuparte si nos separan porque entre clase y clase nos podemos ver y también a la hora de la comida y además, estamos en la misma habitación, nos tendremos que ver a la fuerza en algún momento del día, ¿no?
-Tienes razón..- dijo sonriendo. Me levanté y ella me abrazó muy fuerte, como si no quisiera dejarme escapar nunca.
-Venga vamos a arreglarnos para ir a desayunar.- le dije.

Mientras ella estaba en el baño yo empecé a escoger la ropa. Abrí el armario y de repente se me cayeron encima un montón de bufandas y pañuelos en la cabeza y empecé a escuchar a
Cris riéndose.
-¿Estoy guapa?- le pregunté y empezó a reírse mucho más.
-Sí, muy guapa. Pero no te pegan mucho con el pijama…- no podíamos parar de reírnos. Esto parece una tontería, pero nosotras nos reíamos de todo, y cuando digo de todo es de todo. Después de ese pequeño espectáculo empezamos a vestirnos. Yo me puse unos shorts claritos, con una camiseta de hombro caído de Superman y unas convers rojas. Cris se puso unos vaqueros rasgados, una camiseta básica rosa fucsia y unas convers negras.

Cuando ya estábamos del todo listas bajamos a desayunar al comedor, que estaba en la primera planta. Cuando entramos al comedor vimos a mi hermano Sam con unos amigos suyos y me saludó mi hermano con un beso en la mejilla y a Cris con dos besos y todos se quedaron embobados mirando y a mí, cómo no, se me subieron los colores. Después nos fuimos a una mesa que estaba cerca de la suya y fuimos a por el desayuno. Las comidas eran todas de buffet libre, así cada uno cogía lo que más le gustaba y nadie se quejaba porque había mucha variedad. Al ratito de empezar a comer llegaron Elena e Idoia y se sentaron con nosotras.

Elena tiene el pelo castaño y muy rizado, los ojos marrones y es muy guapa, aunque ella siempre dice que no, pero cuando lo dice nosotras no le echamos cuenta. Yo la conozco desde hace 3 años pero hasta hace 1 año, mas o menos, no empecé a conocerla mejor y me arrepiento mucho de no haberle hablado antes. Resulta que tenemos los mismo gustos, tanto en música, ropa… como en chicos. Eso a veces hace que nos piquemos entre nosotras, pero nunca hemos llegado a pelearnos por uno. Seguro pensaréis que como es la más mayor es la que tiene la cabeza en su sitio, pero es la que parece más niña chica de todas porque es la que tiene más pavo. Es española y se vino a Londres para estudiar aquí y poder llegar a ser una gran bailarina. ¿Y qué más decir de ella? Pues que la quiero muchísimo y ya no me imagino mi vida sin ella. Y bueno, a Idoia la conozco desde hace menos tiempo, pero fue una forma rara de conocer a alguien. La conocí por twitter porque ella empezó a seguirme y hablábamos todos los días y me dijo que se iba a venir para terminar sus estudios y poder llegar a ser una pintora famosa. El día que llegaba fuimos Elena, Cris y yo a recogerla al aeropuerto y a partir de ahí nuestra amistad a ido en aumento. Idoia tiene el pelo castaño oscuro casi negro, liso y tiene cortado el flequillo a capas, los ojos marrones y además muy bonitos. Es la más bajita de todas, pero ella no tiene complejo de nada. Las dos son muy abiertas con la gente y muy simpáticas.

Eran ya las 8.15h y empezaban las clases. A todos los alumnos nos dieron un horario provisional y a Elena y a mi nos tocaba la clase de jazz, con el profesor William Thompson. Tenía fama de ser uno de los profesores más duros de todo el colegio. El aula que nos tocaba era la número 127, pero no la encontrábamos así que llegamos con la clase ya empezada. El profesor nos hizo pasar y tuvimos que sentarnos separadas porque no había más sitios libres.

Yo me senté en una de las últimas filas con Niall, uno de los amigos de mi hermano Sam. Y Elena en la primera final con Liam, otro de los amigos de mi hermano. La clase pasó bastante rápida y después tuvimos dos clases más, la de canto y la de baile. Sí, yo también había cogido esa optativa porque me parecía muy divertida, pero a la vez era muy dura. Toda la mañana pasó rápida y pronto llegó la hora del almuerzo.

Fuimos al comedor y había una cola bastante grande para entrar. Mientras estábamos esperando un chico se chocó conmigo y yo empujé a otro. Fue como la reacción en cadena del dominó, una ficha va tirando a otra. El que se chocó conmigo era Liam y al que yo empujé no lo había visto nunca antes. Estaba bastante bien. Era alto, rubio, con los ojos marrones y estaba bastante bueno.

-¡Ups! Lo siento, ha sido un acto involuntario- le dije algo tímida.
-No pasa nada.- dijo mientras se reía.
-¿De qué te ries?
-No, nada. Que me ha hecho gracia lo del ‘acto involuntario’.
-Ah, vale. -me reí con él.
¿Cómo te llamas?
-Susan, y tú eres…
-Foster, Luke Foster- dijo en plan James Bond.
-Pues encantada Luke- le dije sonriendo. De pronto escuché unas risitas al fondo, miré y eran las chicas. Ya sabía de qué se estaban riendo.
-¡Vamos Susan!- me dijo Idoia cortándome el rollo.
-¡Ya voy! Bueno Luke, me tengo que ir si quiero pillar algo de comer.
-Vale, ¿nos veremos pronto?-me preguntó cuando ya me había alejado así que no le contesté.

Comimos rápido y nos fuimos un rato a los jardines, como solíamos hacer siempre. Nos tumbábamos en el césped y hablábamos de cualquier tontería. Y hoy, según ellas, tocaba hablar de lo ocurrido en el comedor.

-Bueno, bueno, bueno… ¡el primer día de clase y ya has ligado Susan!- dijo Elena.
-¿Pero qué dice? Sólo le pedí perdón y él siguió hablándome. No ha sido nada…
-Claro… y por eso él te miraba con cara de ‘estoy enamorado’, ¿no?- dijo Idoia.
-¡No!- dije gritando, haciendo que todos los que estaban cerca nuestra me miraran, incluidos el grupito de Sam.- No estaba con esa cara, porque yo sé qué cara ponen cuando están enamorados.
-¿A sí? ¿Y cuál es la cara que ponen?- preguntó Cris, haciéndose la listitlla.
-Fácil. La cara que pone mi hermano cuando te ve.
-¿Tu hermano? Pero si a mi no me gusta tu hermano…
-Ya lo sé, pero tú a él sí. Y no me digas que no estaría bien que fuéramos cuñadas.
-Por ti, sí estaría bien, pero por él…
-Ya, es un ligón y cada día está con una, pero cuando le gusta una no para, es un pesado.
-¿Quién es un pesado?- preguntó Sam, apareciendo por detrás mía con sus amigos.
-¿Quién va a ser? Tú, que no dejas de vigilarme a todas horas, que ya no soy una niña pequeña.
-Es verdad Sam, ya no es una niña pequeña, es bastante grandecita como para saber lo que hace. -dijo Liam.
-¡Ah! Tú eres Liam, ¿no? Estás en mi clase, ¿verdad?
-Sí…- dijo algo tímido.

Sonó el timbre que nos avisaba de que empezaban de nuevo las clases y cada uno se fue a la que le correspondía. El resto del día pasó lento. Y a las 8 de la tarde, cenamos y nos fuimos a nuestras habitaciones. Yo estaba muy cansada de todo el día, así que me fui temprano a la cama y Cris, mientras se quedó un rato en el ordenador.

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 23, 2012 en Esta es mi vida, maria jesus

 

Presentacion

Hola, me llamo Susan y tengo 17 años. He decidido escribir esto porque me  gustaría que conocierais la historia de mi vida. Nací aquí, en Londres. Mi padre, Paul, es original de Irlanda pero se vino a vivir a Londres cuando tenía 21 años.Y ahora tiene 48. Mi madre se llama Rocío, aunque le dicen Roxy, para que parezca un poco más inglés su nombre. Ella es española, pero se vino a Londres por trabajo, es enfermera en un hospital y tiene 46 años. Tengo un hermano mayor que se llama Sam, tiene 19 años. También tengo un hermano pequeño que tiene 6 años y se llama Arthur. Mis mejores amigas son Elena (18 años), Idoia (17 años) y Cris (19 años). Elena e Idoia también son españolas, igual que mi madre. Ellas vinieron aquí a Londres para estudiar en uno de los internados más importantes de Artes del país, que es también en el que estamos Cris y yo. A Cris la conozco desde hace 2 años, cuando calló en mi clase porque repitió un curso por culpa del profesor de canto. La verdad es que no canta muy bien pero es una gran actriz. Seguro que llega muy lejos con su talento. A Elena lo que más le gusta es bailar, y además lo hace muy bien. Con respecto a Idoia lo que le gusta y lo que se le da bien es pintar. Pinta unos cuadros que te quedas de piedra, porque te hace meterte dentro de ellos. Y yo, bueno, a mi lo que más me gusta es cantar y dicen que tengo una voz muy bonita, aunque a mi no me gusta mucho la verdad. Como en todo grupito hay alguien a la que le apasiona el deporte y esa es Cris. Practica natación, baloncesto y atletismo. A las demás no nos gusta mucho, sólo hacemos lo mínimo para aprobar en clase de gimnasia y ya.

Mis padres viven en un apartamento de pareja en el centro de Londres con mi hermano Arthur, mientras yo y Sam vivimos en el internado con nuestros amigos. Es un internado bastante grande, hay 5000 alumnos y más de 100 profesores. Tiene unos jardines muy grandes y un salón de acto enorme. También hay muchas aulas de música e incluso hay un estudio para grabar. Las habitaciones de los alumnos son bastante grandes y se comparten por parejas. La de los chicos están en el ala oeste y las de las chicas en el ala este del edificio. Las clases, el salón de acto y el estudio de grabación están en las plantas baja y primera y desde ahí hasta la séptima planta son habitaciones. También hay un comedor en el que sirven el desayuno de 6 a 8 de la mañana, el almuerzo de 1 a 3 de la tarde y la cena de 8 a 10 de la noche.

Este internado tiene unas normas muy estrictas con respecto a algunas cosas. Por ejemplo, a las 12 de la noche cierran las puertas y ya no puede entrar ni salir nadie, eso entre semana. Los fines de semana las puertas se cierran a las 2 de la madrugada, pero aún así a algunos alumnos les parece muy temprano. Sobre todo a los que son más fiesteros. Hablando de fiesteros, las más fiestera de las cuatro es Elena. Le encanta salir por ahí y divertirse, aunque para mi criterio a veces se pasa de la raya. Pero no soy quién para juzgar a nadie.

Este año en mi clase no ha caído Cris porque ella ha cogido otras optativas a las mías. Pero está Elena, que sí tiene las mimas asignaturas que yo. Nos han separado de Idoia, pero es que ella va por bellas artes y nosotras por el camino del espectáculo. En mi clase hay unos chicos bastante guapos. Uno de ellos es Niall. Es rubio, con los ojos azules y es un poco tímido y tiene 19 años. Yo lo conozco del año pasado que estaba en mi clase y además es uno de los mejores amigos de mi hermano Sam. Otro de los chicos es Liam que tiene 18 años. Él tiene los ojos marrones y el pelo lo tiene entre rubio y castaño. No sé, es un color un poco difícil de describir, pero el caso es que me encanta. Y también es uno de los amigos de mi hermano.

Los amigos de mi hermano son todos bastante guapos. Son Louis, Zayn, Harry y Liam y Niall, ya mencionados antes. Y bueno, algo está pasando con ellos porque sino no estaría escribiendo esto…

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 23, 2012 en Esta es mi vida, maria jesus

 
Imagen

Adele100

image

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 21, 2012 en adele